¿Hasta Cuándo?. Por Jorge Abasto.

El lunes 11 de diciembre desalojaron a 16 familias en la calle Córdoba 2568. Otro desalojo nos golpea antes de las fiestas, frente a esta situación, una nota de Jorge Abasto.
 
¿Hasta Cuando? 11/12/12
En estos momentos se esta terminando de consumar el desalojo de 16 familias en la calle Córdoba 2568. Más de 40 personas, 17 menores, varios ancianos, que pasarán estas fiestas quien sabe donde. Es el regalo de Navidad del mercado inmobiliario de la ciudad. El poder judicial y no nos extraña, más allá de las honrosas excepciones que existen, sigue poniendo el derecho a la propiedad, por sobre todos los demás. Esto en el marco de la ciudad que el macrismo, día a día impulsa y desarrolla , una ciudad excluyente, para pocos, para quienes “la merecen” (Los grupos empresarios y la oligarquía) como dijo Cacciatore el Intendente de la dictadura. Esta claro que la concepción de quienes gobiernan  hoy esta capital, es exactamente la misma.
Con profunda tristeza tenemos que decir, que en estos días la legislatura de la ciudad con un conjunto de leyes que se aprobaron o se están por aprobar, le está dando un fuerte impulso a ese modelo excluyente de ciudad. Más allá de mayorias o acuerdos, más permanentes en algunos casos, o absolutamente transitorios en otros, que posibilitaron dichas leyes, es justo decir que hemos contado con la solidaridad de varios legisladores que a través de sus asesores nos acompañaron en el trance, Edgardo Form de Nuevo Encuentro y Tito Nena del FPV, quienes entregaron una carta al juzgado pidiendo la suspensión de la medida y los asesores de Form, Gentile y Sanchez Andia, que se hicieron presentes para solidarizarse con las familias. 
La resistencia que los habitantes del inmueble opusieron durante más de 8 horas a la medida, además de un ejercicio saludable de dignidad, tuvo el resultado práctico de forzar una respuesta un poco más adecuada de Desarrollo Social de la CABA, que como siempre empezó la jornada desentendiéndose del asunto y tuvo que ir acercando, en la medida que se desarrollaban los acontecimientos, propuestas más razonables ( por llamarlas de algun modo). .
Es el desalojo nuestro de cada día, ese que nos puede resultar indiferente, si no nos toca a nosotros, el que leemos como una estadística que nos sorprende por su  magnitud, pero que para cada familia desalojada es una tragedia que dificilmente olvidarán en el resto de sus vidas.
El Domingo muchos de nosotros festejamos los casi 30 años de democracia y que tanto en Latinoamérica como en nuestra patria, un nuevo tiempo de conquistas y avances en materia de derechos sociales, económicos y políticos a favor de los humildes se abre paso. Este desalojo, pequeño ejemplo tal vez desde lo numérico concreto, no por eso menos injusto, nos interpela sobre la situación que viven cientos de miles de familias, que en el campo o la ciudad sufren el atropello prepotente de un mercado de tierras e inmuebles, que todavía aguarda que le llegue el siglo XXI.
Un mercado para el que, a diferencia de otros ámbitos, regulación sigue siendo una mala palabra. Un mercado que todos los días nos regala una tragedia y nos obliga a preguntarnos ¿Hasta cuando? y pensamos en el dolor que otra vez sacude a la querida comunidad Qom.
¿Hasta Cuando? ya escuchamos las voces bienintencionadas de compañeros que nos tildarán de impacientes de” no entender los tiempos de la política” y la verdad es que tienen razón, para nosotros la injusticia no tiene tiempos, no la toleramos en ningun caso.
Por eso desde nuestro humilde lugar, el de una pequeña organización social, seguiremos haciendo lo que hace 25 años hacemos, luchar para generar desde abajo las condiciones, la correlación de fuerzas necesaria para los cambios. Los que ya se hicieron son nuestras conquistas y que nadie se confunda, como tales las defenderemos con el cuerpo. Y por los que todavía faltan, vamos a pelear con todas nuestras fuerzas como siempre, confiando en que el pueblo organizado sabra conquistar los derechos, que la oligarquía y las corporaciones aún nos niegan.
Anuncios